16 °C /
C: 18.20 | V: 18:50

Que nuevas

Por: Alejandro Velasco
14 de marzo, 2019 - 06:42 | Opinión

En las ciudades fronterizas y en el resto del país, aunque en menor medida, el problema de los vehículos de procedencia extranjera que circulan por territorio nacional, es verdaderamente preocupante, pues al no existir un decreto con costos accesibles para la mayoría, los propietarios de esos vehículos opta por tenerlos de forma irregular, con el peligro de que se los decomisen en cualquier momento, y es que los automotores más viejos tienen precios de regularización que, la verdad, hace que simplemente no se pueda con el compromiso, ya que los costos son excesivamente más altos en comparación con los vehículos más recientes, y lo malo es que las anteriores autoridades no tenían la intensión de arreglar tal situación pues al acercarse las elecciones, les servía de herramienta para hacer campaña y aparentemente los resultados eran los que se esperaban, de hecho en la pasada contienda electoral en la que el PRI perdió de todas, todas, no se dio una oportunidad para regularizar a precios bajos, quizás eso también influyó para que la gente molesta votará en consecuencia.

Mientras que todo parece indicar que las actuales autoridades tampoco tiene la intención de dar una solución al problema de la regularización vehicular, pues hasta el momento no hay nada, solo especulaciones de que los tramites se podrían hacer más fáciles y a precios accesibles para la mayoría, sin embargo la realidad es que lo que se dio a conocer es que el decreto solo se prorrogó, es decir, seguirá operando durante todo el 2019, el mismo decreto que mantiene costos inalcanzables para regularizar los mencionados vehículos chuecos o chocolates como se les llama en el interior de la república, esto es, se deben pagar aranceles del 50% sobre el precio de la unidad más el 16% de IVA, mientras que para el cálculo de los referidos impuestos, el valor del vehículo se establece a través del libro azul, el cual, no toma en cuenta el valor real de la unidad, sino lo que indica el referido libro, así que si el ciudadano consiguió su carro en mil dólares, pero el libro dice que vale 3 mil, se toma este último como válido, y no importa si se tiene factura en mano, por lo que, el propietario tiene todo en su contra, y ese mismo decreto con todas sus desventajas simplemente se extendió, por lo mismo no hay ningún avance.

Por lo anterior y pese a que la diputada Teresita de Jesús Vargas Meraz afirma que, luego de intensas gestiones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), logró que la dependencia extendiera una prórroga en Chihuahua a la importación de vehículos de procedencia extranjera, y continua; Lo anterior luego de reuniones de trabajo conjuntas con el director general de Legislación Aduanera y Comercio Exterior de la Subsecretaría de Ingresos de la SHCP,  Víctor Manuel Almiray con quien se analizó  el tema de la regularización de automóviles de procedencia extranjera y la situación del decreto que finalizaba el día 31 de marzo del 2019.

La legisladora Meraz afirma: “Contar con una prórroga del decreto hasta diciembre 2019 es ganancia, sí, pero la gente necesita certeza, ayuda para que puedan regularizar sus automóviles, un lenguaje más sencillo, aranceles más bajos y mucha disposición por parte de los encargados del tema en cada entidad federativa”.

Y la pregunta es ¿qué ganancia representa tener un decreto que se extiende para todo el 2019, si en la práctica no le sirve a la gente de escasos recursos? pues está visto que seguimos con miles de carros chuecos en Juárez, porque quien los posee, no es que no quiera regularizarlos, sino que con los costos de fronterización son prácticamente imposibles de pagar y eso no lo ve la legisladora en mención que afirma que el extender el decreto ya es ganancia, ¿ganancia para quién?, simplemente imagine al ciudadano que le dicen, te tengo una buena noticia, el decreto de fronterización se extendió, tienes un año más con las mismas condiciones, en las que en muchas ocasiones es más el costo de regularizar que el propio vehículo, ¿Qué va a decir el ciudadano? Ah que bien ahora si voy a juntar los 20 mil pesos, por poner un ejemplo. Por supuesto que no, ya que si tuviera esa cantidad adicional a lo que le costó el carro, mejor se compraría uno más reciente; pero eso es lo que pasa cuando se desconoce la realidad de las personas, y eso además de que le resulta completamente inútil a la población, de plano no es la idea…

Ir a versión de escritorio