10.6°C / 51.1°F
C: 19.40 | V: 19.90

Ocho toros

Por: Manolo de la Laguna
06 de noviembre, 2018 - 06:14 | Opinión

Pues amigos aficionados (as) a la fiesta más bella como le cantará Tin Larín, el próximo domingo once de noviembre, a las tres de la tarde con treinta minutos, tiempo de esta la Mejor Frontera de México, se dará inicio a la temporada grande otoño-invierno, en la monumental plaza de toros México, mientras llega la fecha, andaremos doblando el lomo en el surco cortando chile colorao y terminar con el ciclo agrícola de este año electoral.

Todo está listo en el embudo insurgentino y la afición capitalina se dejará ver, tumultuosa, en el exterior del coso, para disfrutar, antes de entrar a la plaza, de las ricas y nada nutritivas fritangas que allí se expenden, donde la dieta se manda ar demonio cada domingo de toros.

Algunos toreros de allende la "mare", ya se encuentran en suelo azteca y andan toreando por esas plazas de Dios, cosechando orejas y rabos que es un contento, arropando a los toreros mexicanos, los cuales nos desesperan porque no alcanzan el triunfo definitivo, no alcanzan la gloria que les abra las puertas en las plazas de la llamada madre patria, que más bien parece madrastra, salvo opinión en contrario.

Serán 8 toros 8, los que se correrán en el festejo inaugural hispano-mexicano, dos de Villa Carmela para el toreo a caballo y seis de Barralva para el toreo de a pie, animales que, si ya están en las corraletas de la plaza, esperamos que no hayan pasado sed, con eso de la suspensión del agua en la ciudad de México, del vital líquido en días pasados, pues no creemos que al faltarles, les haya comprao a las reses, agua embotellada y vaciarla en las piletas. En fin ya veremos cómo salen los animales a la arena. 

Los artistas que harán el paseíllo ataviaos con vistosos trajes de luces de la aguja (la ocasión lo amerita) serán: El rejoneador Diego Ventura y detrás de él, el Maestro de Chiva, Valencia, Enrique Ponce y a su derecha, los mexicanos Octavio García "El payo" y Luis David Adame, cartel que promete mucho, aunque como aficionaos no nos explicamos por qué los rejoneadores tienen que lidiar dos ejemplares. 

Barrera de sol

Por.- Manolo de la Laguna

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio