10.6°C / 51.1°F
C: 19.40 | V: 19.90

Amago rutero

Por: Alejandro Velasco
06 de noviembre, 2018 - 03:15 | Opinión

El amago que hicieron los concesionarios de transporte público y de personal, consistente en que pararían labores con la intensión de presionar a las autoridades para que dejen de sacar de circulación las unidades a causa de que los choferes cometieron faltas al reglamento de tránsito, además del bloqueo a las instalaciones del departamento de tránsito, surtió efecto, pues ya la autoridad se comprometió a no detener los camiones por falta de placas, y ahora se limitarán a detenerlos solo cuando cometan alguna infracción, y en caso de acumular más de tres motivos, entonces se haría la detención de la unidad; ese es el acuerdo al que llegaron, pero la verdad no es lo mismo circular sin placas por razones de que no exista un proceso de regularización adecuado y otra es que, por que no les dan placas, los concesionarios, simplemente meten más unidades a prestar el deficiente servicio, pues en el primer caso; es la población escasa de recursos la que por necesidad carece de matrículas, y en el segundo se trata de un redituable negocio, aunque los concesionarios digan que ya no les conviene prestar el servicio, pues si eso fuera, ya hubieran cambiado de empresa, pero como no es así, continúan en su actividad.

También están las opiniones de la gente a través de redes sociales quienes, cuando se dio a conocer la detención de unidades de transporte y el amago de los concesionarios porque, según ellos, los estaban cazando, se congratularon del trabajo de los oficiales de tránsito ante el mal estado de los camiones y el pésimo servicio que dan algunos o muchos choferes que, sin tantita pena, como diría Alejandro Fernández, maltratan al pasaje o simplemente no les dan el servicio si ven que son estudiantes o personas de la tercera edad, pues les tienen que dar una tarifa más baja y no están dispuestos a hacerlo, obviamente no todos, pero si una cantidad considerable de operadores, que simplemente cuando se dan cuenta que en la parada del autobús solo esta una persona y si es de la tercera edad no se detienen y en el caso de los estudiantes pasa lo mismo.

Por lo que la molestia entre la población cada vez es mayor y si eso no lo entienden los concesionarios puede llegar el momento en que la gente termine por cansarse y exigir un mejor servicio por lo que se paga, cosa que para nada es injusto pues se trata únicamente de corresponder al pago de un servicio.

Así que ya urge que las autoridades que regulan, en teoría, el transporte, como es la dirección la cual pertenece al estado, se pongan a trabajar y obliguen a los dueños de los camiones a que respeten la actual ley de transporte ya que no quisieron las modificaciones propuestas durante la pasada legislatura, en la que, aludiendo a la verdad, el resto de diputados dejaron sola a la entonces diputada, y actualmente recaudadora de rentas, Laura Marín, misma que llevó hasta donde pudo estas modificaciones que lo único que pretendía era poner un orden más estricto del servicio, sin embargo no lo quisieron y dijeron que la ley actual era bastante buena y no se requería de actualizarla, lo malo es que tampoco la respetan sobre todo en el tema del año modelo y las condiciones de la unidad para prestar el servicio.

Por lo pronto algunas unidades seguirán trabajando al margen de la ley y parece que así seguirán pues no hay autoridad que de verdad ponga en orden a este gremio que, si bien presta un importante servicio, la verdad lo hace con mala calidad y esa no es la idea…

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio