5.9°C / 42.7°F
C: 19.90 | V: 20.40

Redes sociales y su poder concientizador

Por: Alejandro Velasco
05 de octubre, 2018 - 03:15 | Opinión

Es ya muy común que a través de redes sociales se muestren videos de gente que comete abusos o agresiones muy violentas contra los más débiles, que de inmediato provocan manifestaciones de reprobación de parte de los cibernautas quienes también lo comparten y se genera una serie de reacciones.

Y como ejemplos está el denominado “Lord Maestro Limpio” un sujeto que le propinó una severa golpiza a un vendedor  en la zona de Satélite de la ciudad de México; en las imágenes se muestra como el sujeto que supera a su adversario en peso y fuerza, se da vuelo agrediéndolo y destruyendo su pequeño negocio, mientras una mujer armada con un bate, lo amenaza.

En otro caso, también captado en video, en el estado de Tennessee de la unión americana, se ve a un padre de familia que golpea de forma brutal a su hijo por el hecho de sacar bajas calificaciones, el cual fue denunciado por su propia esposa en un momento en que ya estaba todo en calma, por lo mismo fue detenido y tuvo que pagar una multa de más de 7 mil dólares y deberá acudir a terapia.

Lo anterior, solo por mencionar un par de ejemplos, que ponen de manifiesto la forma en que algunas personas reaccionan ante distintos problemas que se les presentan, pero lo más extraño es que al final de cuentas, la exposición en redes consigue, aparentemente, concientizar a los agresores, mismos que luego de ver todas las consecuencias de sus violentos actos, salen con explicaciones que ni ellos se creen, por ejemplo el Lord Maestro Limpio, dijo que golpeó al comerciante porque supuestamente defraudó a su cuñada al aprovecharse de su confianza pues después de darle todo el entrenamiento para abrir un negocio, el cual finalmente si se instaló, pero dejando fuera a su cuñada, por eso su reacción. Ahora dice que se arrepiente pues no debió actuar así, nada más que se dio cuenta hasta que su proceder tuvo consecuencias, pues es propietario de un restaurante, mismo al que le practicaron una revisión y localizaron varias irregularidades por lo que se lo clausuraron además de que cibernautas lo han amenazado a él y su familia, según dijo, cosa que considera injusta, mientras que la mujer del bate supuestamente lo traía para defenderse de posibles agresiones de gente que estaba alrededor, pero que en el video nunca se ve que esa posibilidad se pudiera presentar.

En el segundo caso, aun no sale el energúmeno que golpeó a su hijo, pero seguramente más tarde hará un video en el que asegure que está arrepentido. Sin embargo en ambos ejemplos, no se sabe qué habría sucedido en caso de que los videos no hubieran salido a la luz.

Lo que me llama la atención es el poder concientizador de las redes, o al menos en teoría, pues los anteriormente agresores ahora se dicen victimas ante las amenazas e insultos de que son objeto y como eso sí les cambia completamente la actitud, pues ahora se muestran preocupados por su integridad física y todo por un video que no muestra, según ellos, la realidad completa, pero que en la práctica, una imagen dice más que mil palabras.

Ciertamente las redes sociales se han convertido en un espacio en el que se debe andar con pies de plomo, pues cualquier error de cálculo puede provocar una reacción inesperada y muy fuerte, o lanzar a la fama mundial a alguien que ni siquiera había planeado que eso sucediera; pero en esta ocasión quiero resaltar ese poder, aparentemente concientizador, algo que anteriormente no teníamos pero hoy en día, esta resultado una forma muy poderosa de corregir actitudes o al menos esa parece ser la idea…

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio