17.5°C / 63.5°F
C: 18.00 | V: 18.77

No quedará ni una coma

Por: Alejandro Velasco
14 de septiembre, 2018 - 06:10 | Opinión

Como seguramente usted ya lo sabe, los diputados federales de Morena realizaron un exhorto al ejecutivo federal para que se deje de aplicar la Reforma Educativa, pero sobre todo lo que tiene que ver con la evaluación a maestros, por considerarla como punitiva y no como una forma de mejorar la educación; situación que, de alguna manera aceleraría una de las promesas de campaña del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien afirmó que se derogaría la mencionada reforma.

Por su parte, Mario Delgado, coordinador de Morena en la cámara de diputados, afirmó categórico que “Ni una coma quedará de la Reforma Educativa”, como si toda fuera negativa, cuando se ha mencionado en reiteradas ocasiones que lo que les disgusta a los maestros es la evaluación, pese a que ellos evalúan a todos sus alumnos y no una, sino varias veces en el año escolar, con miras a confirmar si efectivamente están aprendiendo.

Se supone que ya se está trabajando en los foros para escuchar a los docentes y padres de familia y llevar a cabo una nueva adecuación a la ley, sin embargo la Unión Nacional de Padres de Familia pide mantener la Reforma Educativa, enfatizando en la conveniencia de conservar los aspectos positivos de la misma, así mismo solicitan la revisión del modelo educativo y no ignorar las propuestas de los distintos sectores de la sociedad civil que se han recabado en los últimos años, pues son ellos los más interesados en que se mejoren los niveles de educación en nuestro país.

En nuestra ciudad y durante su último día como secretario de educación y deporte en el estado, Pablo Cuarón Galindo, consideró que se trata de un retroceso el exhorto de los diputados, pues una cosa es abrogar una ley y otra es dejar de cumplir con lo que, de momento es un mandato constitucional.

Pero el colmo de las manifestaciones a favor de abrogar la Reforma Educativa, lo representó el mensaje a través de twitter del ex dirigente de la CNTE y ex secretario general de la Sección 22, Azael Santiago Chepi, quien actualmente es flamante diputado federal por supuesto por Morena, en el que escribió textualmente “Concluimos la sesión en el congreso, y logramos la aprovación de un punto de acuerdo, en donde exhortamos a las Autoridades Educativas Estatales y Federales a suspender de manera inmediata, cualquier proceso de evaluación, sanción administrativa o agresión laboral que sufran los Trabajadores de la Educación”, efectivamente tuvo una falta de ortografía en la palabra aprobación, error que el diputado reconoció pero que culpó a su equipo de la falta, lo que indica dos cosas. Una que efectivamente los maestros necesitan la evaluación, y dos, que hasta para escribir un tuit necesita asistente el maestro Azael. ¿Pues no que ya no iban a tener asesores ni ayudantes con la supuesta austeridad?

Por su parte los senadores ya manifestaron que también presentarán un punto de acuerdo para pedir al gobierno la suspensión inmediata e indefinida de la evaluación docente, ya que según la senadora morenista, Blanca Estela Piña Gudiño, la reforma se utilizó para justificar un conjunto de evaluaciones punitivas contra las y los trabajadores de la educación y para la implementación de un modelo educativo sin sustento pedagógico, y agregó, que las evaluaciones atentan contra la estabilidad laboral, pese a que son tres oportunidades las que tienen los maestros que no alcance el nivel aceptable en los exámenes, es decir, si en la primera evaluación no salieron bien, tienen oportunidad de prepararse y volver a presentarse por dos ocasiones más, lo que daría como resultado un profesor actualizado y mejor preparado para las exigencias que su importante labor representa, además de que, así como hay maestros que se niegan a la evaluación, hay otros que la aceptan como una forma de mejorar y la han aprobado sin mayor problema, por todo lo anterior, lo ideal seria que a la Reforma Educativa se le hicieran los ajustes necesarios, pero no solo pensando en los maestros sino principalmente en los alumnos, al final de cuentas, siempre se ha dicho que ser profesor es casi, casi un apostolado, es hora de demostrarlo y que no sean simples palabras y esa seguramente es la idea…

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio