8.7°C / 47.6°F
C: 19.98 | V: 20.35

La cuarta transformación es labor de todos

Por: Alejandro Velasco
10 de agosto, 2018 - 03:15 | Opinión

Definitivamente lo que ya se había comentado en este mismo espacio, en el sentido de que la gran transformación de la que habla el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, nos incluye a todos, es cierto, pero además de eso, es necesario que todos estemos conscientes de ello pues la corrupción o esa tendencia que tienen algunas personas de abusar o sacar provecho de los demás, no es privativo de los funcionarios públicos, ya que está visto que hay gente que efectivamente por necesidad, tiene que robar para poder subsistir, pero hay otros que roban o abusan de los demás simplemente porque ven la oportunidad para ello, independientemente de tener o no la necesidad; lo hacen porque, como dice el refrán, “la ocasión hace al ladrón”, y es que seguramente todos hemos escuchado a amigos, conocidos o familiares que cuentan que se robaron una manzana en el supermercado, que se fueron sin pagar de algún puesto o restaurante, o simplemente que les regresaron cambio de mas pero se quedaron callados o incluso que cuando sacaron dinero del cajero y no se vio reflejado en el saldo, y decidieron sacar más, aprovechando que supuestamente estaban engañando a la máquina, y digo supuestamente porque eso parece, pero en la siguiente quincena se dan cuenta de que eso no ocurrió, pues el cajero se cobró lo sacado indebidamente antes de poder tener acceso al dinero y quien había intentado aprovecharse de la máquina, simplemente ya no tuvo dinero disponible, así que ahí no aplica el ejemplo.

Por todo lo anterior es que debemos entender que si queremos tener un país distinto en el que ya no padezcamos de tantas transas, tenemos que hacer lo que nos corresponda, esto es, abstenernos de tratar de aprovecharnos de los demás, y es que hay gente que, por ejemplo, se siente orgulloso por que alguno de sus hijos es el abusón de la escuela, que le quita el lonche a sus compañeros o los juguetes en alguna área recreativa y en lugar de llamarles la atención se los festejan, por lo mismo el pequeño considera que lo hecho, estuvo bien y lo seguirá llevando a cabo el resto de su vida, ya que en ningún momento se le indicó que no era correcto, esto lo único que provoca es más generaciones de mexicanos que no saben respetar y por lo mismo, en algunos lugares no nos quieren por gente así, que no somos todos, pero por unos cuantos la pagamos todos.

Y esto se lo comentó por un video que salió recientemente en redes sociales en el que un sujeto bien vestido, entra a un establecimiento en Tecamachalco, Estado de México, hablando por teléfono celular, aparentemente para comprar algunas cosas, le pide a la encargada que le busque algo y cuando esta se retira del mostrador, el sujeto toma el celular de la joven, que sin pensar dejó mal puesto, para después salirse a toda prisa con el aparato, insisto, el individuo se nota que no tiene necesidad, pues viste bien y es evidente que no está disfrazado como llega a ocurrir, que gente se viste, supuestamente bien, pero como no está acostumbrada a portar cierto tipo de ropa, se le nota que se trata de un engaño y es fácil de saber, pero en este caso es patente que se trata de, por lo menos un profesionista que gana bien o tiene un buen negocio y de todas maneras simplemente, porque ve la oportunidad de llevarse algo que no le pertenece, se lo lleva y despoja de sus pertenencias a gente que está en condiciones económicas inferiores. Precisamente a eso me refiero cuando afirmo que todos debemos hacer los cambios en nuestro alrededor, si de verdad queremos un mejor México, ya que de otra forma no será posible, pues esos países en donde vemos orden, calles limpias y en buen estado, es por la colaboración que ponen sus ciudadanos, no es algo que suceda por arte de magia, así que antes de volver a hacer una crítica de alguna situación que consideremos está mal en nuestro querido país, debemos preguntarnos, qué estamos haciendo para que ello ya no ocurra y no es que tengamos que salir a barrer las calles, sino simplemente con no tirar basura ya estamos ayudando, o si decimos que el transporte urbano es un caos, no pedir la parada del camión donde se nos ocurra, sino únicamente en los lugares indicados, y si ya vamos a bordo y se detienen el camión a una cuadra de nuestro destino, bajarnos antes para ya no detener el vehículo unos metros más adelante, lo que ayuda al resto del pasaje a no perder tanto tiempo, en fin a todos corresponde hacer los cambios; no solo a las autoridades y a partir de ya, esa deberá ser la idea…

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio