30.3°C / 86.6°F
C: 18.24 | V: 19.36

Que el manto de Tique* nos proteja

Por: Servando Pineda
01 de julio, 2018 - 07:13 | Opinión

Ob_Servando el Mundial

Mundial tras Mundial desde el de 1986 a la fecha, seguimos con la esperanza de llegar al quinto partido… Y nomás no podemos.

Jugamos siempre el cuarto partido, al que llegamos con toda la ilusión de mundo y sea por nosotros, por la maldita suerte o por el compló de algún árbitro o un penal, que no era penal, nos quitan la ilusión en el último minuto.

Aquí nuestra triste historia.

El famoso quinto partido, se reinicia con el Mundial de Estados Unidos en 1994. En el de México 86 sí llegamos, pero Alemania se encargó de terminar con la fiesta. Luego en el de Italia 90 no acudimos por estar sancionados por la FIFA por el asunto de los “cachirules”.

Así que todo se reinicia a partir de Estados Unidos. Veamos:

1994. Estados Unidos

Cuarto partido contra Bulgaria, 1-1 en tiempo normal y luego perdemos 3-1 en dos tiros de castigo.

1998. Francia

Cuarto partido, otra vez contra Alemania y nos manda a casa con un 2-1.

2002. Japón-Corea

Cuarto partido, ahora contra Estados Unidos y ¡oh sorpresa! El único partido que no debimos perder, lo hicimos y terminamos con un contundente 2-0.

2006. Alemania

Cuarto partido, nos topamos con Argentina. Metemos el primero, Crespo nos empata. Aguantamos todo el partido y en los clásicos minutos de alargue que siempre le dan a los argentinos, al minuto ¡98´! un inspirado Maxi Rodríguez mete un zapatazo que deja viendo visiones al Brody Jorge Campos y otra vez nos quedamos a la orilla con un 2-1.

2010. Sudáfrica.

Pasamos la fase de grupo, vamos al cuarto partido y otra vez nos cruzamos con Argentina, quien esta vez sin piedad nos mete un 3-1 para regresarnos a casa y adiós el quinto.

2014. Brasil.

Cuarto partido, vamos contra los Países Bajos (Holanda), aguantamos el 1-1 y como siempre nos sucede, ya en el alargue, minuto 91´, un clavadazo de Arjen Robben hace que se decrete un penal que no era penal y como dice Maradona, bye, bye México. Otra vez nos quedamos a un paso. El ya merito volvió a aparecer.

2018. Rusia.

Cuarto partido, Brasil. ¿Cambiaremos la historia?

Curiosamente siempre que nos topamos a los alemanes o los argentinos, más tardamos en saltar a la cancha en que nos manden de regreso a casa, pero curiosamente la historia es diferente con los brasileños. Ellos, en buen mexicano, son “nuestros clientes”. Casi siempre que nos enfrentamos en torneos oficiales y en tratándose de definir un título, les ganamos.

Vea usted todas las veces en que les hemos ganado y en algunos de estos torneos, hemos conquistado un título:

1996. Copa de Oro

1999. Copa Confederaciones.

2003. Copa de Oro.

2005. Mundial Sub 17.

2005. Copa Confederaciones

2007. Copa América

2012. Juegos Olímpicos de Londres, medalla de oro.

Pero la historia en Mundiales es diferente, casi siempre nos vamos con golizas:

1950. México 0, Brasil 4

1954. México 0, Brasil 5

1962. México 0, Brasil 2

2014. México 0, Brasil 0

Ahora en 2018, vamos contra Brasil al que enfrentamos por primera vez en esta etapa del torneo en la población de Samara, ciudad considerada unas de las 10 principales de Rusia y su hermoso estadio es un homenaje a la exploración especial donde los rusos (antigua Unión Soviética) le ganaron la carrera a los estadounidenses. Ellos soñaron con llegar al cielo y lo hicieron.

¿Podremos nosotros?

Vamos por nuestro quinto encuentro en Mundiales, con el anhelo de conseguir el quinto partido.

¿Qué nos espera ahora en el Samara Arena?

Espero que puras cosas buenas…

Chingonas, diría el Chicharito.

Buenos días y buena suerte.

 la necesitaremos mañana.

*Diosa griega que regía la suerte o la prosperidad de una comunidad. Era la personificación del destino y de la fortuna.

Por Pineda Jaimes

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio