23.9°C / 75.1°F
C: 18.00 | V: 18.77

Días de meditación

Por: Alejandro Velasco
29 de junio, 2018 - 03:15 | Opinión

Terminados los tiempos para hacer campaña todos los candidatos a puestos de elección popular deberán de guardarse y casi, casi enclaustrarse para que no vayan a influir en la decisión del voto de la población, pues se tienen estos tres días de reflexión en que la población dejará de recibir todo ese bombardeo de propaganda política y de forma tranquila decidirá por quien emitirá su voto, a quién le va a depositar la confianza de que lo represente por los próximos tres o seis años, decisión nada fácil y menos tomando en cuenta la oferta política que se tiene para esta elección.

Algunos ya tomaron su decisión desde hace tiempo pero otros todavía están pensando por quien van a votar, y lo más lamentable es que el sentir de buena parte de la población es que se van a elegir al menos peor, en lugar de considerar al más capaz para los distintos puestos de elección popular y aunque la mayoría de los candidatos afirman que son la solución, la respuesta y el cambio con rumbo que necesita el país y los municipios, la población en muchas ocasiones piensa que en realidad va a ser lo mismo, como que ya perdió la esperanza de que los candidatos, de verdad, tengan la intensión de hacer las cosas distintas y pensando en el bienestar de la mayoría de la población y no de unos cuantos o pensando solo en el beneficio personal o de grupo pero nada más, y la realidad es que con lo que se ha visto a través de los años es difícil poder cambiar esa percepción, pues los gobernados no vemos los resultados en concreto, y con resultados me refiero a que, de verdad, se note que los impuestos que pagamos se reflejan en ciudades que ofrecen verdaderas bondades a su población como lugares que visitar, calles no solo bien pavimentadas sino bien trazadas, pues lamentablemente en nuestra querida ciudad, tenemos vialidades que dejan mucho que desear en cuanto a diseño y funcionalidad pese a que tenemos el ejemplo de nuestros vecinos del norte de cómo se deben hacer las vialidades, es decir que sus entradas y salidas sean adecuadas y no de dos metros lo que provoca larguísimas filas, o que tienen puras entradas y ninguna salida, y estos errores los tiene una sola avenida que es la de las Torres, la cual esta tan mal trazada que en lugar de ser de alta velocidad parece todo lo contrario.

Requerimos de buenos servicios como el de agua potable ya que en verano es muy común que baje la presión al nivel que en algunas colonias de plano o no sale o se trata de un delgado chorrito que no ayuda mucho a las labores del hogar.

Y nuestras edificaciones tampoco son la gran cosa, de hecho, carecemos de las grandes construcciones que hagan que la población se concentre en zonas específicas y no como actualmente en que hay fraccionamientos por todos lados y algunos tan retirados de los centros laborales y escuelas que resulta prácticamente un viaje el que se hace todos los días para llegar al destino.

En cuanto al transporte, ni hablar, ya se ha dicho mucho lo mal que esta y no pasa nada o pasan pequeños cambios o mejoras que son prácticamente curitas que solo parchan y son la excepción de lo que en general es el transporte público.

En fin podríamos seguir haciendo un recuento de lo que se requiere en Juárez para considerarse una ciudad atractiva para vivir y eso nos lo deben proporcionar las autoridades, pues para eso pagamos impuestos y no estoy hablando solo del IVA Impuesto al Valor Agregado, sino del Impuesto Sobre la Renta, el famoso IEPS Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, este último no solo se le aplica a las gasolinas, también están los refrescos, los cigarros y algunos otros productos, así que la recaudación es enorme nada más que no se refleja en la realidad de la población y mientras sigamos así será difícil elegir a nuestros gobernantes y esa no debería ser la idea…

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio