10.7°C / 51.3°F
C: 19.37 | V: 19.87

Y apareció la muy mexicana chambonada…

Por: Servando Pineda
27 de junio, 2018 - 12:34 | Opinión

Ob-Servando el Mundial

Hay de calificaciones a calificaciones.

Argentina y México pasaron a los octavos como los malos estudiantes de 6.0. O sea, de panzazo.

Pero a diferencia de los sudamericanos que lo hicieron a sangre y fuego, “dejando los pelos en el alambre”, los mexicanos no podían darse el lujo de salir con una chambonada y ¿qué cree? ¡Pues salieron con su chambonada! y gracias a una serie de combinaciones inimaginables antes del partido, es que estamos del otro lado.

Así es México. Vamos de lo sublime a lo grotesco. Del cielo al infierno.

Y así como dice el Chicharito que, “hay que imaginar cosas chingonas”, pero a veces se trasforman en verdaderas pesadillas.  Como hoy, donde la sombra de los “ratoncitos verdes” volvió aparecer.

¿Fue una “chiripa” ganarle a Alemania? Pues a la luz de los resultados vistos donde todo mundo le pasó por encima a los alemanes, -al único equipo que en dos partidos seguidos le dieron ¡seis minutos de compensación!-, la respuesta sería un sí. Una flor en un inmenso desierto.

Contra Corea ya se avistaba algo de lo que vendría contra los suecos que no dependieron nunca de su estrella Zlatan  Ibrahimovic a quien el técnico escandinavo siemplemente no lo quiso, con todo y que era una figura mundial. Prefirió tener un equipo. Y hoy los suecos nos han puesto con los pies en el suelo.

En descargo de nuestros ratoncitos, no hay que olvidar que los suecos no son ninguna perita en dulce. Nada menos dejaron en el camino rumbo al Mundial que a la poderosa Italia, a la no menos Holanda y tuvieron que lidiar con Francia en su grupo. Suecia llegó a Rusia sin el jugador más grande de su historia: Zlatan Ibrahimovic, que si hubiera jugado quién sabe cómo nos hubiera ido.

¿A quién nos enfrentamos?

Suecia ocupa el lugar 23 en la clasificación de la FIFA, ha asistido a 12 mundiales y su mejor posición la consiguió en el de 1958 donde quedó en segundo lugar. En 1994 llegó a semifinales; en Corea-Japón y Alemania llegó a los octavos y en Sudáfrica y Brasil, no asistió. Su plantilla vale 115.9 millones de euros.

En cambio, México ocupa el lugar 15 en la clasificación de FIFA, ha asistido a 16 mundiales y sus mejores lugares los consiguió en 1970 y 1986 donde ocupó la sexta posición justamente en los certámenes que se jugaron en nuestro país. El valor de su plantilla es de 164.4 millones de euros. A diferencia de los suecos, con nosotros nunca ha llegado el anhelado quinto partido.

Ahora, ¿romperemos la maldición?

En fin, ahora sí como dijo don Felipe Calderón: “haiga sido como haiga sido”, estamos del otro lado del río… Gracias a Corea del Sur.

Así es el futbol.

Buen día y buena suerte.

Por Pineda Jaimes

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio