25.7°C / 78.3°F
C: 17.80 | V: 18.50

David Colmenares garantizará impunidad a Gabino y Castillo

Por: Alfredo Martínez de Aguilar
07 de junio, 2018 - 05:58 | Opinión

Cuando deciden desarrollar sus talentos, los oaxaqueños en general han sido generacionalmente inteligentes. En particular, son genialmente perversos los socios de la vieja y nueva clase política.

La terca realidad finalmente termina por imponerse. La pugna permanente entre Pepe Murat y Ulises Ruiz, es capitalizada a su favor por Diódoro Carrasco, Gabino Cué y Gerardo Gutiérrez.

Sendos personajes cabildearon con las cúpulas partidocráticas. Tomaron así por asalto la Auditoria Superior de la Federación (ASF). Impusieron a su mozo de estoque David Colmenares Páramo.

Por supuesto, que tuvo mayor peso el cabildeo y las relaciones laborales que mantuvo David Rogelio en la Secretaría de Hacienda con el salinista Paco Gil Díaz y el presidencial Pepe Meade.

La ASF es uno de los principales órganos autónomos del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Hasta hoy, la mayor simulación legal y burocrática en el combate contra la corrupción en México.

El objetivo es más que diáfanamente claro. La imposición del soberbio David Colmenares Páramo garantiza impunidad a la probable corrupción de Gabino Cué Monteagudo y de Jorge Castillo Díaz.

En otras palabras, otra vez, este grupo va por el poder y el dinero. Insistirán en recuperar el poder en Oaxaca. Insistirán, una vez más, en la candidatura a la gobernación con Gutiérrez Candiani.

Al “Jerry”, le avala ser ex presidente nacional de Coparmex y del Consejo Coordinador Empresarial, y titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

En un ejercicio de creación de escenarios políticos futuros podemos adelantar desde ya que Gerardo Gutiérrez Candiani enfrentará al senador Raúl III, candidato de Pepe y Alejandro Murat.

En busca de la gobernación de Oaxaca, en 2022, con el apoyo de Ulises Ruiz, terciará Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, candidato a senador por el PRD o, por tercera ocasión, Eviel Pérez Magaña.

A ello obedece que tras el despido de auditores, la ASF dice que hay “proceso de reestructuración” con el fatuo de David Colmenares. Muy pronto veremos laborando ahí a diodoristas y gabinistas.

La ASF asegura que "reorientará las funciones auditoras", con "nueva visión". En un presumible “conflicto de interés”, se dedicarán a vender protección con el respectivo “moche” millonario.

Existe la fundada presunción que los funcionarios de la ASF harán lo mismo de lo que acusan a los auditores que han corrido para ocupar sus espacios, como lo hacen con Dora Buchahin.

Con la “mafia del poder”, el actual titular de la Auditoría Superior de la Federación, se ha dedicado a ser consultor contable-fiscal para cuadrar números, sobre todo, de gobernadores corruptos.

Para ello, aprovecha la experiencia y las amplias redes de complicidad construidas al lado de Francisco Gil Díaz, ex secretario de Hacienda del primer presidente panista Vicente Fox Quesada.

David Colmenares Páramo, con añejo historial de probable corrupción en Oaxaca, trabajó en Hacienda a las órdenes de Pepe Meade como Jefe de Coordinación de Entidades Federativas.

A reserva de abundar con mayores detalles, no hay que olvidar que como Secretario de Finanzas en el gobierno de Heladio Ramírez López, David provocó la quiebra del presupuesto estatal.

El arrogante titular de la ASF, fue Representante del Gobierno de Oaxaca con Diódoro Carrasco, Delegado de BANOBRAS y cofundador y miembro del Colegio de Economistas de Oaxaca.

La doctora Muna Dora Buchahin Abulhosn, ex encargada de la Dirección General de la Auditoría Forense de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), sacó a la luz los esquemas de desvío de recursos públicos conocidos como “la Estafa Maestra”, a través de los cuales dependencias federales desaparecieron más de siete mil 700 millones de pesos a lo largo de la administración de Enrique Peña Nieto.

Buchahin Abulhosn exhibió uno de los casos más sonados de corrupción del sexenio, el pasado 23 de mayo, por lo que posterior a ello, fue notificada de su despido en condiciones “tan sorpresivas como improcedentes”: la única explicación fue que la orden vino de David Rogelio Colmenares Páramo, el recién nombrado titular de la ASF, señalado por sus vínculos con el PRI.

A través de una carta dirigida a Colmenares Páramo, la doctora, quien lleva 13 años en la ASF, pidió su derecho a “saber con precisión sus razones para separarme del cargo” y señaló que ella queda ahora en estado de vulnerabilidad, pues encabezó “investigaciones que afectan intereses que podrían poner en riesgo mi integridad”.

Fechada el 30 de mayo, en la misiva que dio a conocer el portal Aristegui Noticias, Buchahin Abulhosn informó que la Unidad de Asuntos Jurídicos de la ASF se negó a autorizar auditorías con base en denuncias “documentadas” que advierten de nuevos desvíos por 275.2 millones de pesos, operados por el equipo de Rosario Robles Berlanga.

Jamás justificable el cese de servidores públicos. Entendible, porque al nuevo titular David Rogelio Colmenares Páramo urge pagar favores de quienes abonaron a su imposición.

Para ganar, a como dé lugar, una campaña a gobernador de Oaxaca cuesta mucho dinero. Se estima extraoficialmente que comprar votos requerirá invertir más de 500 millones de pesos.

Durante la pasada campaña, los políticos en Oaxaca tuvieron derecho a utilizar hasta 68.1 millones de pesos. Cada día, cada uno de los siete candidatos podría invertir 1 millón 135,574 pesos.

Es por demás evidente, público y notorio, que los candidatos ganan con la compra y coacción de miles de votos. No obstante, es sumamente difícil contabilizar el costo real de estos delitos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) aseguró que es “falso” que Muna Dora Buchahin, directora General de Auditoría Forense, haya sido separada del cargo “por los resultados de las auditorías que realizó durante su estancia en la institución”, y argumentó un “conflicto de interés”.

En una carta dirigida a la periodista Carmen Aristegui, el auditor Especial de Cumplimiento Financiero, Gerardo Lozano Dubernard, detalla que la ex funcionaria “contrató a la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE), que ella encabeza, para prestar servicios de capacitación“.

Además, detalla el texto, Buchahin “es socia y presidenta de Fraud Prevention & Examination, otra organización que también proporciona servicios de capacitación a entidades públicas auditadas por la ASF”.

Incluso se apunta que “ante la inquietud del personal del área a cargo de la C. Buchahin, se ha iniciado una investigación respecto al desvío de recursos humanos de la ASF en favor de la ACFE“, por lo que se solicitó la intervención dela Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados.

Asimismo, Lozano Dubernard apuntó que es falso que con la salida de la funcionaria “se detengan las auditorías que se encuentran en curso, así como las acciones que se hayan derivado de las revisiones que realizó durante su gestión”.

La Auditoría Superior de la Federación respondió, a su vez, al posicionamiento de organizaciones sociales que manifestaron su preocupación por la opacidad en el cese de funcionarios de este órgano, como en el caso de Muna Dora Buchahin, quien incluso exigió al titular, David Colmenares, que explicara los motivos de su remoción.

En un comunicado indicó que “con el nombramiento del Auditor Superior de la Federación por parte de la Cámara de Diputados (en marzo pasado), se eligió un proyecto, el cual requiere de innovación institucional”.

Alegó que “la actuación de la ASF está guiada por los principios de legalidad y los conceptos de autonomía técnica y de gestión consagrados en la Constitución. En este sentido, el proceso de reestructuración iniciado en la actual administración, obedece a dos objetivos principales”, los cuales detalló.

Primero, apuntó que va a “reorientar las funciones auditoras, con el propósito de aumentar su impacto en el contexto de la participación de la ASF en el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Al respecto, está prevista la creación de un área de control de calidad y seguimiento de auditorías; la conformación de equipos multidisciplinarios para la revisión de temas relevantes, así como la emisión de informes integrales que incorporen diversos enfoques de auditoría sobre temas de interés público. Para lo anterior, se requiere la voluntad de los funcionarios de la ASF para adaptar sus rutinas y esquemas de trabajo a esta nueva visión”.

“Que los funcionarios de la ASF no tengan negocios relacionados con las actividades que desempeñan. Finalmente, resulta relevante destacar que la ASF llevará a cabo las 1,591 revisiones incluidas en el Programa Anual de Auditorías para la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2017, publicado el 9 de enero en el Diario Oficial de la Federación; esto es, ninguna revisión se verá afectada por la renovación de cuadros. Asimismo, es importante reiterar que la institución continúa atendiendo las denuncias y solicitudes de revisión por parte de la ciudadanía, tal como está dispuesto en la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación”, finalizó.

Detrás de la noticia

Alfredo Martínez de Aguilar

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.comn

@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.