30.1°C / 86.2°F
C: 17.80 | V: 18.50

Omisión de cuidados

Por: Alejandro Velasco
06 de junio, 2018 - 05:53 | Opinión

Recientemente se dio a conocer un caso en que una bebé de apenas 2 años de edad falleció, luego de permanecer al interior de un vehículo durante dos horas a una temperatura en exterior arriba de los 38 centígrados, misma que se incrementa de forma considerable dentro de un automóvil. Este caso ocurrió en La Paz Baja California, y según algunas versiones, los padres no sabían que la pequeña estaba en el carro pero al no verla comenzaron a buscarla y cuando la localizaron ya no estaba consiente por lo que la llevaron a un hospital en el que les dijeron que la bebé tenía alrededor de una hora de haber fallecido, incluso ya se abrió una carpeta de investigación para determinar que tanta responsabilidad tienen los padres en la muerte de su hija.

Y como el anterior se han dado muchos otros casos en los que padres de familia, o se olvidan que dejaron a sus hijos encerrados, o de plano los dejan y se les pasa el tiempo en otras cosas mientras los pequeños soportan esas altísimas temperaturas que, en muchos de los casos, los llevan a la muerte o los ponen en severos cuadros de deshidratación, lo que provoca que sea obligada su hospitalización.

Lo que no se puede entender es, ¿cómo se le ocurre a quien tiene hijos, dejarlos aunque sea por unos minutos en un vehículo cerrado y sin aire acondicionado?, por qué otra cosa es cuando los dejan dentro pero con la refrigeración en funcionamiento, ahí si es para evitarles que padezcan los cambios bruscos de temperatura, cosa que también les afecta, pero incluso en circunstancias así, nunca se debe dejar a los pequeños solos, pues en algún momento puede ocurrir un accidente o alguien se puede percatar que hay un vehículo con las llaves puestas y decida llevárselo, por lo mismo tampoco es seguro hacer eso a menos de que se quede con ellos un adulto que en todo momento este al pendiente de los pequeños.

Pero regresando al punto anterior, parece que actualmente algunos padres no están muy conscientes de la enorme responsabilidad que significa tener un hijo y cuidar de el en todo momento, y por lo mismo, medir los riesgos a los que pueden estar expuestos, precisamente por lo vulnerables que son. Y en el caso al que nos referimos, ¿quién puede dejar de ver a una bebe de 2 años y no comenzar a buscarla de inmediato?, cómo es que alguien de tan corta edad pudo, primero salirse de su casa, abrir la puerta del vehículo, subirse y después cerrar la puerta; resulta complicado de creer que solita lo haya podido hacer, mientras que sus padres, por otro lado, no se percataron de toda esa maniobra; simplemente desde el hecho de salirse de su casa, ya a partir de ahí, comienza el descuido, pues no es posible que ninguno de los dos se haya dado cuenta, por eso mismo posiblemente la autoridad esta investigación si hubo omisión de cuidados.

Se supone que con el paso del tiempo, los seres humanos somos más conscientes del papel que nos toca desempeñar y en ese entendido actuamos, incluso ya tenemos más herramientas con las que podemos hacer frente a diversas responsabilidades, cosa que no ocurría anteriormente, por eso es que las nuevas generaciones y en general todos, debemos pensar si de verdad queremos traer un bebé a este mundo, pues para eso se debe sacrificar el propio confort con la intensión de darle prioridad a la descendencia, si no se tiene esa intensión, mejor ni tenerlos, y también por lo mismo se hace muy necesario tener un verdadero método de control de natalidad, ya que aunque parece que solo las mujeres de más escasa preparación se embarazan jóvenes, la realidad es que esto le ocurre hasta a las universitarias, sin darles a ellas toda la responsabilidad, pues para que eso sucede se requieren de dos, pero a lo que voy, es que en esto de los embarazos no deseados o planeados, no hay mucha diferencia si se tiene información o no, seguimos actuando por la vía de las emociones y si continuamos dejándonos llevar, no nos debe sorprender que sigamos viendo padres que en realidad no se interesan tanto por atender a su hijos y eso a nadie sirve, pues resultaran generaciones, si con conocimientos, pero carentes de valores y principios y esa no la idea…