23.1°C / 73.5°F
C: 17.40 | V: 18.40

Graciosa huida

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha
09 de mayo, 2018 - 10:40 | Opinión

A veces para mantener tus principios, no te queda otra opción que huir. Giao Xingjian, escritor chino.

Atardecía el domingo pasado, el hambre comenzaba a calar y pronto, la distinguida señora... ustedes ya saben quién, nos preparó un delicioso caldo de verduras con verduras (no como en los restaurantes); quedamos como chinchitas y pa'bajar la cena, nos pusimos, amable lectora (or), a redactar lo que vais a "ler", según "pronunciación" del ministro de educación pública de este país de gobernantes ratas.

La polaca en esta tierra del Cuerno de la Abundancia para unos pocos y pobreza para unos muchos, anda desatada, todos los candidotes y candidotas a puestos de elección popular, andan echando su cuaco a retozar, prometiendo lo que no van a cumplir una vez en el poder o en las curules que por lo general siempre les quedan grandes y como no creemos todavía en eso de retirarles el fuero a la plaga de ratones, veremos qué pasa en el próximo sexenio, si es que estamos vivitos y coleando.

Hace años, hubo un maestro de la tauromaquia informativa, del cual fuimos discípulos muchos de los que nos consideramos cronistas taurinos y este pelao, de origen español, gran coñaquero como nos, usó el pseudónimo de Pepe Alameda, quien acuñó la frase: El toreo no es una graciosa huida, sino apasionada entrega.

Y es que 2 candidotes 2 y una candidota, juarenses todos, a puestos de elección popular ¡qué creen!, "pos" no renunciaron a sus candidaturas;

¡Qué bárbaros!, dejaron ir la oportunidad de su vida para quitarse de pobres; ¿por sus principios o porque se les hizo chico el hueso?, vayan ustedes a saber.

Ellos fueron María de los Ángeles Montoya Castillo, candidota suplente a diputada por el tercer distrito del PVEM; los pelaos fueron Omar Camacho Cruz, candidote suplente por el PRD, a la alcaldía municipal y Julio César Brito Saucedo, como candidote a regidor suplente No. 8 del PAN.

Ahora que viéndolo bien, más vale que digan aquí corrió que aquí quedó; eso aparte de soportar la vergüenza del rechazo en las urnas electorales de los ciudadanos que salgan a votar el próximo domingo primero de julio, porque dicen las lenguas viperinas quesque el PRI  ya no regresa.

No se sabe si estos ciudadanos serán sustituidos por otros y si la ley electoral se los permite a estas alturas de la contienda electoral, por lo pronto ya hicieron la graciosa huida y no la apasionada entrega alamedita; Dios los ha de cuidar. Vale.

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio