Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
33°C / 91.4°F
$16.60 - $17.60
acuantoeldolar.com

Sonideros…

Por: Alejandro Velasco
07 de septiembre, 2017 - 03:03 | Opinión

El ayuntamiento de Puebla decidió suspender la emisión de cualquier tipo de autorización para la celebración de bailes públicos en barrios colonias y juntas distritales de aquella ciudad, situación que pone en peligro la actividad de “sonidero” que es como se le llama a quienes rentan y operan sofisticados equipos de sonido que ambientan los festejos antes mencionados dicha actividad da trabajo a unas 300 personas.

La prohibición fue promovida por la Secretaria de Gobernación Municipal, con el argumento de que tal decisión se tomó como medida para prevenir las constantes riñas que se registran durante convivios como los mencionados, pues ya se hizo común, dicen, que los asistentes, ya pasados en copas, comienzan a agredirse entre sí, generándose un clima de violencia que no debería de existir y menos dentro de un festejo, ya que se supone que quienes asisten lo hacen para divertirse.

Ante tal situación los llamados sonideros afirman que ellos nada tienen que ver con estos hechos de violencia que perjudican y terminan no solo en golpes sino con el ambiente de fiesta que debería prevalecer, y en cambio aseguran que ellos son promotores de acciones para generar ambientes pacíficos, incluso mencionan que los encuentros musicales son espacios en los que se preserva la cultura del baile, con lo anterior como antecedente han llevado por espacio de año y medio la campaña “sonideros sin violencia” en la que muestran a los jóvenes que los bailes no son los lugares adecuados para arreglar sus diferencias, sin embargo la realidad es que aunque quienes ambientan estos convites, efectivamente no son responsables más que de la música, se debe reconocer que desafortunadamente el ambiente se presta, ya que con el volumen tan alto, la iluminación escaza y la concentración de gente, es muy fácil que se puedan presentar riñas e incluso otras irregularidades que, hay que reconocer, es difícil que el encargado de la música pueda controlar.

Y el mencionado problema no es privativo de Puebla ya que es común que los jóvenes con la adrenalina elevada y todo el ambiente influyéndolos, traten de competir entre ellos y una forma de hacerlo es mediante el uso de la fuerza o la destreza que puedan tener para los pleitos, aunado a que algunos han recibido cierta instrucción en alguna academia de artes marciales o gimnasio de box y la ponen en práctica a la mayor brevedad.

Por supuesto que el suspender las reuniones con música no es la solución para prevenir los pleitos, pues puede ser que se someta a mas frustración a los muchachos lo que provocará que quieran sacarla en otros entornos. La estrategia debe ir mucho más a fondo con platicas en las escuelas de todos los niveles, haciendo énfasis en que lo más importante de cualquier reunión de amigos no es el consumir bebidas alcohólicas o alimentos sino la convivencia, pero además los padres de familia deben poner el ejemplo comportándose de forma adecuada en cualquier lugar, pero sobre todo delante de sus vástagos para que estos, vean e imiten, de esa forma podremos tener generaciones más respetuosas, al final de cuentas el respeto es la base de toda buena relación, cualquiera, y esa es la idea

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio