Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
33°C / 91.4°F
$16.60 - $17.60
acuantoeldolar.com

Hagamos patria no solo el 16

Por: Alejandro Velasco
04 de septiembre, 2017 - 03:03 | Opinión

Con el inicio del mes de septiembre, las calles de la ciudad y en general de todo el país, muestran la venta de artículos de todo tipo como banderas, trompetas, ropa, gorra, sombreros, en fin, la variedad es muy amplia, pero todos con la característica de que muestran los colores que nos identifican como mexicanos y me refiero al verde, blanco y rojo, mismos que por estar en nuestra bandera, de inmediato los identificamos con nuestras fiestas patrias.

Y es que en este mes celebramos el 16 de septiembre, fecha en que el cura don Miguel Hidalgo y Costilla arengó al pueblo a la rebelión contra la corona española y con ello quitarse de encima el dominio que había ejercido por casi 300 años, el ejercito independentista estaba integrado con un puñado de indios, mestizos y criollos, la mayoría sin instrucción militar y armados con herramientas de labranza, mientras que a falta de una bandera que los distinguiera, el cura Hidalgo utilizó como estandarte la imagen de la Virgen de Guadalupe, con lo que logró conformar un ejército de más de 100 mil integrantes, además de armas con las que ya podían hacer frente al enemigo en un terreno más parejo.

Y pese a que Hidalgo fue capturado el 21 de marzo de 1811, a escasos seis meses de iniciada la independencia, y fusilado el 30 de julio del mismo año, el movimiento no se detuvo hasta su conclusión el 27 de septiembre de 1821, fecha que pasa desapercibida, pues por alguna razón lo que se festeja es el inicio y no la conclusión.

Pero independientemente de eso, lo que importa es que no olvidemos nuestros orígenes y lo celebremos como es debido, pero no solo celebrarlo y sentirnos orgullosos en las fechas patrias, sino todo el año, además de honrar a los héroes que nos dieron patria, y una forma de honrarlos es trabajar de forma en que hagamos grande a nuestro país, porque un problema que tenemos es que no sentimos amor por nuestra tierra, ya que hay mucha gente que si se le pregunta: ¿si tuviera la oportunidad de irse de México a vivir y trabajar en Estados Unidos lo haría?, la mayoría dice que sí, sin pensarlo mucho, incluso quienes se dicen orgullosamente mexicanos, contestan con otra pregunta, ¿Quién no?, y la verdad es que también existimos mexicanos que no estamos ávidos de salirnos de nuestro país.

Y es que ¿Cómo se puede construir un país en el que sus habitantes nada más están esperando la oportunidad para irse?, así me parece que es sumamente complicado que una nación crezca y se desarrolle, y claro que se puede comprender que haya gente que no vea otra forma de salir adelante más que yéndose a trabajar a los Estados Unidos, porque se supone que la razón es la falta de oportunidades, sin embargo cuando se conocen las cantidades que pagaron al pollero por llevarlos del otro lado, resulta un tanto increíble comprender como es que no mejor iniciaron un negocio en el que se puedan involucrar los integrantes de una familia, ya que se mencionan sumas de dinero que van desde los 5 mil dólares por persona, así que si se van cuatro, ya son 20 mil dólares, y de ahí para adelante. Esa cantidad (5 mil dólares) equivale en este momento a 85 mil pesos; no es necesario ser un experto en finanzas para saber que bien les pueden servir para arrancar una pequeña empresa.

Lo malo es que esa forma de pensar la comparten incluso quienes, si tienen una educación profesional, por lo mismo se menciona que no tenemos identidad ni arraigo a nuestra tierra, queremos que nuestros hijos sean ciudadanos americanos para que tengan mejores oportunidades, esa es la justificación, pero también con la idea de que en cuanto tengan edad nos pidan para también irnos, aclaró esa no es mi forma de pensar, la respeto, pero no la comparto y menos porque los que se van comienzan a hablar muy mal de México, de su país y cuando se habla mal de un país, se habla mal de su gente, a final de cuentas entre todos hacemos a México y digo todos, porque México no nada más son los gobiernos o instituciones, México somos todos, así que comencemos a pensar con verdadero amor a nuestra tierra, hagamos patria siendo mejores ciudadanos en todos los sentidos; en la familia, el trabajo en la calle, respetemos a los demás, para que ellos también nos respeten. En pocas palabras; tengamos un comportamiento ejemplar, con eso no se necesitarían tantos policías, para hacer cumplir la ley, al menos esa es la idea.

También te recomendamos
Fin_de_Semana

Edible Carnival

Ir a versión de escritorio