Protección Civil solicita unirse para apoyar a los damnificados del sismo en la Ciudad de México, pueden acudir a cualquiera de las 9 estaciones de bomberos de la ciudad, donde 24 horas al día se estarán recibiendo agua y alimentos no perecederos.
22.1°C / 71.7°F
$16.60 - $17.60
acuantoeldolar.com

Invaluable apoyo de Harp al Banco de Alimentos y HRAE

Por: Alfredo Martínez de Aguilar
31 de agosto, 2017 - 05:05 | Opinión

A pesar de la creciente mezquindad que caracteriza a la mayoría de los oaxaqueños, gracias a Dios no todo está perdido. A Oaxaca le salva la generosa solidaridad social del altruismo.

Más allá de la,  muchas veces mal entendida caridad cristiana la subsidiaridad social sigue siendo la única defensa contra el que se estrellan el egoísmo y el mal entendido celo profesional.

La solidaridad y la subsidiaridad del trabajo comunitario, con el espíritu del Tequio y de la Guelaguetza, como aportación y ofrenda a los demás, puede salvar a Oaxaca del actual caos.

El Estado mexicano y más el estado de Oaxaca no tienen los recursos suficientes y necesarios para atender la solución de las necesidades básicas de alimentación, salud y educación.

Estos tres rubros son los mínimos de bienestar que merecen y exigen los más de dos millones de oaxaqueños en pobreza y pobreza extrema. Con hambre, ignorancia y miseria no se es feliz.  

La mayor aspiración y derecho natural de los seres humanos es alcanzar la felicidad, y para ello requiere de manera indispensable de hogar, vestido y, sobre todo, alimentación nutritiva.

En forma machacona hemos repetido hasta el cansancio que, es lamentable y doloroso que, hoy más que nunca, el triunfo se persigue de oficio. Se perdona todo lo peor, menos el éxito.

Cuanto más corrupto se sea en Oaxaca se tiene asegurado un status social alto. No importa si lavas dinero del crimen organizado. Todos se desvivirán por hacerse tu amigo y tu compadre.

El devastador proceso de descomposición ético, moral y religioso, tiene graves repercusiones en el ámbito económico, político y social, vía la explotación laboral, el saqueo y el chantaje. 

La vieja y nueva clase política de todos los partidos prostituyeron todo, incluida la doble moral de los dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN), y de la izquierda populista y chantajista. 

Las mafias familiares de la partidocracia han corrompido todas las actividades humanas en Oaxaca. Cuentan con amplísimas redes de complicidad establecidas mediante la corrupción.

La impunidad es aplastante, debido a la falta de respeto al Estado de Derecho y a las leyes que de esta emanan. La anarquía, fue convertida, pues, en la principal fuente de riqueza en Oaxaca.

No se trata de rasgarse las vestiduras y poner el grito en el Cielo hipócritamente, ni mucho menos auto flagelarse y denigrarse así mismo como oaxaqueños, sino de mostrar la realidad.  

Más trascendente es la actitud de quienes a diario se esfuerzan por aportar al desarrollo de Oaxaca, y no destruir, por ejemplo, la herencia milenaria del patrimonio cultural inmobiliario. 

Se trata en todo momento de una labor silenciosa y callada, no obstante el elevado impacto social de sus acciones en apoyo y beneficio de los millones de desheredados de Oaxaca.

Es de destacar que las más de las veces son descendientes de padres oaxaqueños que, merced a su inteligencia, preparación, capacidad de trabajo, ahorro e inversión, apuestan por Oaxaca. 

Es el claro ejemplo concreto del trabajo comunitario, con responsabilidad social, que realizan de manera cotidiana don Alfredo Harp Helú y su esposa, la doctora María Isabel Grañén Porrúa.

Por tal motivo, el Banco de Alimentos de Oaxaca (BAO) y el Patronato del Hospital Regional de Alta Especialidad (HRAEO) entregaron Reconocimientos a la Fundación Alfredo Harp Helú.

Los Reconocimientos fueron entregados a la doctora María Isabel Grañén Porrúa en las instalaciones de la Biblioteca Francisco de Burgoa, por el presidente de ambos asociaciones.

Acompañaron en el acto a Gerardo Gómez Tort la Directora Operativa del BAO, Dulce Aragón, la concejera Carmen Ayala, el Tesorero, Serafín Barranco, y el columnista como Secretario.

Al mismo tiempo, participaron Alberto Canseco Girón y Julio Calvo, integrantes del Concejo Directivo del Patronato y Voluntariado del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca.  

Obligado es resaltar que no son los únicos organismos gubernamentales y de la sociedad civil apoyados financieramente con recursos económicos por la Fundación Alfredo Harp Helú.

Con todo y contar con la Universidad La Salle don Alfredo Harp Helú y su esposa, la doctora María Isabel Grañén Porrúa apoyan con becas económicas a estudiantes de la UABJO.

Ambas entidades son apoyadas financieramente con recursos económicos, a través del programa Home Runs Banamex, a fin de combatir el hambre y la desnutrición en el caso del BAO.

Alrededor de un millón y medio de oaxaqueños medio comen una vez al día, muchas veces solo tortilla con sal y agua en las zonas de alta marginación de las ocho regiones del estado.

Es crimen de lesa humanidad, sin nombre, que alrededor de 400 toneladas de alimentos susceptibles de consumo humano sin ningún riesgo sanitario, se tiren diariamente a la basura.

Con todo y la sólida infraestructura de operación y finanzas sanas del Banco de Alimentos su capacidad de acopio y recolección sigue siendo limitada para apoyar a miles de familias más.

Con la aportación económica mensual de los concejeros, el Banco de Alimentos de Oaxaca apoya alimentariamente con despensas semanales a miles de familias en pobreza alimentaria.

El espíritu de las acciones del Banco de Alimentos de ninguna manera tiene carácter de mal entendida caridad cristiana, asistencialista menos clientelista, sí de dignificación de la persona.

Para financiar la operación del BAO las despensas semanales no se regalan, salvo en casos verdaderamente excepcionales. Se venden en la tercera parte del costo real en el mercado. 

Mucho daño ha hecho a México y especialmente a Oaxaca el paternalismo gubernamental y el clientelismo político-electoral al mal acostumbrar a los pobres a recibir apoyos gratuitamente.

Paternalismo y clientelismo matan la iniciativa de esfuerzo, trabajo y superación de las personas y familias al considerar equivocadamente que el gobierno está obligado a darles todo gratis.

Y en el caso del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, los donativos del programa Home Runs Banamex contribuyen a apoyar el Programa de Trasplante de Riñón y Prótesis.

La participación del Patronato y Voluntariado del Hospital con aportaciones económicas ha logrado salvar la vida a 9 pacientes, con la tecnología y capacidad médica del HRAEO.

La insuficiencia renal, es una enfermedad grave y la tercera causa de muerte hospitalaria entre la población mexicana, a grado tal que se le considera un problema de salud pública en el país.

El Hospital, es factor determinante para salvar vidas. Los trasplantes implican un alto costo y la mayoría de los pacientes no cuentan con los recursos suficientes para su realización.

Es de reconocer el extraordinario trabajo de los trasplantólogos Javier Fabián Fabián, Ángel Ojeda Alcalá Virgilio Velásquez, Moisés Suárez, en coordinación con médicos especialistas.

Los nefrólogos Alfredo Jiménez Bobadilla, Jesús Canseco y  Jorge Reyes Loaeza son apoyados por los anestesiólogos, Joel Díaz Hernández, Margarita Acevedo Quintas y Gladis Sarabia Sánchez.

A cinco años la diálisis peritoneal posibilita aproximadamente 43 por ciento de sobrevida; con hemodiálisis alcanza 35 por ciento en el mismo lapso, mientras que para una persona con trasplante de riñón, su sobrevida, en un periodo similar, se incrementa hasta 90 por ciento.

Detrás de la Noticia
Alfredo Martínez de Aguilar
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio