23.5°C / 74.3°F
$18.20 - $19.20
acuantoeldolar.com

Sorpresa política

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha
29 de agosto, 2017 - 06:06 | Opinión

En política... Nunca retrocedas, nunca te retractes... Nunca admitas un error. Napoleón Bonaparte, general francés.

En la polaca mexicana, hay pelaos que en algún momento de su vida tienen sus 10 segundos 10 de gloria bajo los reflectores cuando engullen un buen hueso; luego desaparecen y como er monje loco, nadie sabe nadie supo a dónde van los muertos, quien sabe a dónde irán;  y cuando ya nadie se acuerda de ellos, aparecen, como zombis, nuevamente en la palestra política local, estatal o nacional.

Es er caso de un chavalón (ahora ya adulto maduro), que la semana pasá, apareció, como por arte de magia, en los medios informativos, como serio suspirante a obtener la presidencia municipal del otrora aplanadora Partido Revolucionario Institucional, que al tener el poder absoluto a través del presidencialismo, se corrompió absolutamente y corrompió todas las instituciones surgidas del movimiento armado de 1910.

El joven polaco responde en las filas priístas y de la sociedad, bajo el nombre de Oscar Nieto Burciaga, quien acompañao de una dama -no sabemos si de buenos bigotes- Yaneth Romo Pérez, va a por todas, para ser el nuevo mandamás en el PRI municipal; aparición de Oscarín, que fue una auténtica sorpresa política, en esta H. Ciudad Juárez.

La partidocracia ya tiene hasta el gorro a los ciudadanos mexicanos, quienes en el proceso electoral como el que se avecina en el 2018, no hayan para donde voltear, porque todas las siglas y sus políticos millonarios, son iguales de pillos, al haber institucionalizado la corrupción y la impunidad; no citamos ejemplos porque son muchos y todos son bien conocidos de las sociedad azteca o si lo prefieren, de los votantes de esta chulada de país, empobrecido por sus propios gobernantes, la clase empresarial y  el alto clero católico.

El PRI, con sus 3 sectores 3 obrero, campesino y popular, al que pertenece o perteneció Oscar, no sabemos si todavía tengan alguna fuerza dentro del elitista y corrompido sistema político mexicano, de lo que si estamos seguros es que para que el tricolor vuelva por sus fueros, deben regresar TODOS LOS PRIÍSTAS, a la férrea disciplina partidista y a la lealtad y sumisión al Primer Priísta en turno, que viene siendo el Presidente de la República, el Primero Obrero,  el primer campesino y el primer guía del sector popular.

De lo contrario, aquél PRI donde reinaba la unidad, er tapao y er dedazo con su legendaria y pintoresca cargada de los búfalos, seguirá alicaído -y la jauría huesera ya anda suelta- pues si no vuelven a tener una cabeza que los guíe, los una y acepten a pie juntillas sus decisiones emanadas desde Palacio Nacional o Los Pinoles, allá ellos, el pueblo de México, al que le prometieron a través de su lema: DEMOCRACIA Y JUSTICIA SOCIAL, seguirá volteándoles la cara, porque no lo han hecho realidad en más de 80 años 80 y la pobreza sigue a la alza, aunque los jilgueros del sistema quieran, vanamente, demostrarle lo contrario. Ar tiempo. Suerte Oscar. Vale. 

Por Cuauhtémoc Monreal Rocha

También te recomendamos
Ir a versión de escritorio